Ana Corrales, una latina en el corazón de las operaciones de Google

Maker:L,Date:2017-8-26,Ver:5,Lens:Kan03,Act:Kan02,E-ve
Ana Corrales entrevistada por Gretel Perera.

La primera cita de Latinas in Tech en Silicon Valley contó con una directiva de primer nivel que dialogó con las asistentes sobre los retos y oportunidades del sector. Ana Corrales, VP de Operaciones Globales en Google, llegó de Costa Rica, su país natal, a Estados Unidos para estudiar.

En septiembre tuvo un momento crucial. Se aproximaba el lanzamiento de Google Home Mini, un pequeño aparato que ha terminado por convertirse en la estrella de las navidades en Estados Unidos. La gran apuesta del buscador por la interacción de voz. “Estos lanzamientos son muy bonitos. Del concepto, al producto, al mercado. Nos dimos cuenta de que la versión anterior no estaba bien posicionada. Nuestro plan inicial fue creciendo y tuvimos contratar rápidamente, fue como volver a ser una startup”, relató en un auditorio lleno.

Acalló las voces que critican Silicon Valley de manera gratuita: “Aquí se creen que andamos paseando y cogiendo margaritas. A mediados de septiembre estaba exhausta, física y mentalmente”.

Corrales tocó un tema muy importante para el colectivo presente, la mentoría. Por su experiencia ha tenido mentores y sponsors. Diferenció entre aquellos que te siguen, te aconsejan y apoyan, con los que promueven tu talento de manera concreta en una organización. Dejó claro que un mentor también puede ser sponsor, pero en el primer caso la relación es más profunda. “Todavía sigo llamando a mis mentores. En septiembre, especialmente, recurrí a ellos. Lo necesitaba”, relató. Aconsejó involucrarse en los proyectos para ganar confianza de las personas que se conocen en el camino: “Al conectar y conocerse mutuamente es como se crean estas relaciones especiales”.

El equilibrio entre familia y trabajo es otro de los aspectos candentes entre las profesionales de la zona. “Es muy importante estar segura de quién eres, qué aportas y cómo lo planteas. Yo, por ejemplo, no hago cenas de trabajo, pero sí comidas. Intento estar presente para mis hijos, aunque pase dos horas contestando emails, estoy ahí”, compartió con Latinas in Tech en el espacio de Google.org junto al Embarcadero de San Francisco. Aconsejó rodearse de un buen equipo para poder asistir a reuniones, complementarse y cubrirse siempre que sea necesario.

Maker:L,Date:2017-8-26,Ver:5,Lens:Kan03,Act:Kan02,E-ve
El espacio de Google.org lleno.

Como latina trabajó mucho para quitarse el acento: “Ahora lo echo de menos. Creo que aportamos, que ser latino es algo bueno. Tenemos una cultura cálida y divertida. Nos hace ser mejores líderes”.

Con el tiempo ha ido puliendo sus virtudes: “Tuve que aprender a ser menos obediente y tener menos miedo. Conocerse a sí mismo es muy importante”.

Se despidió con un consejo: “Haz tu camino. Lo inesperado muchas veces es lo mejor. Los proyectos locos que nadie quiere son los mejores porque son los que te pueden hacer brillar. Y si no sale bien, no pasa nada, ya se esperaba que fuese mal”.

Esta ha sido la primera de las sesiones que organiza un colectivo cada vez más relevante y que ya prepara nuevas sorpresas para 2018.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en San Francisco

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Fotos de nuestra vigilante ortográfica y gramatical intensiva, Yurena.

Deja un comentario