Bridgefy, una solución efectiva cuando no hay Internet

La aplicación creada por mexicanos es el sistema de comunicación oficial del festival Outside Lands en San Francisco

Bridgefy en su casa-oficina-guarida de SOMA.

Cuando alguien busca en el diccionario la definición de chingón en México, debería aparecer la foto de Jorge Ríos (Monterrey, 1986) y Diego García (Veracruz, 1987), porque lo son. Lo son mucho.

Jorge Ríos (Monterrey, 1986) y Diego García (Veracruz, 1987) se montaron a un autobús con una idea. Fueron de Monterrey a San Antonio (Texas) dando forma a su startup. Hoy Bridgefy permite conectar móviles entre sí, aunque no haya conexión a Internet, a través del Bluetooth crean una red alternativa para el envío de información. Cada nodo de la red se convierte en emisor, por lo que, en lugar de debilitarse, cuantos más usuarios, más sólido es el sistema.

Ambos emprendedores viven en SOMA, el barrio tech de San Francisco, en una casa hacker, donde se respira el ambiente propio de la zona. Se vive por y para emprender. Nadie ha venido de vacaciones, ni de turismo de startup para hacerse fotitos con carteles y coleccionar pegatinas para el laptop. Aquí la apuesta es fuerte y nadie quiere volver con las manos vacías.

Así funciona Bridgefy.

Si alguna vez te cruzas con Jorge, sabrás que estás ante él y no ante un impostor cuando comience a sacar iPhones del bolsillo. Como buen fundador de Silicon Valley no pierde ocasión para enseñar cómo funciona su creación. Y sí, funciona. Esta solidez técnica les ha servido para ser proveedor de Sky Alert, la aplicación oficial de sismos en México.

Jorge Ríos promocionando Bridgefy en el festival.

Su último hito ha sido convertirse en aplicación oficial de Outside Lands, el festival más exclusivo y selecto de San Francisco, que se acaba de celebrar este fin de semana. La entrada a 300 dólares; el plantel de artistas, único.

Ganaron un hackathon y consiguieron así ser la aplicación de mensajería del evento. Algo que tiene mucho sentido. Justo cuando se va a este tipo de eventos y se quiere quedar con los amigos es cuando peor recepción se tiene.

Con apenas recursos, pero con conocimientos y pasión, han conseguido hacer de su idea, una realidad.

La próxima vez que creas que tu meta es complicada, piensa la travesía de Bridgefy antes de quejarte en alto. No es fácil, pero cada logro sabe mejor.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en San Francisco

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Deja un comentario