Norman Eric Ávila, el señor del tiempo

ClimaYa es su obsesión, quiere llevar su obsesión por la meteorología a todos los latinos

Norman espiando a la competencia.

Se hace pasar por un fanático de Google Maps, por eso estuvo en el primer Summit de Guías Locales, todo un acontecimiento en la comunidad, pero en realidad va mucho más allá. Norman Eric Ávila es emprendedor y lo es en Guatemala, donde no son muchos pero sí notables los que dan el paso.

Basta con citar a dos de éxito: Christian Van der Henst, cofundador de Platzi, y Luis Von Ahn, creador de Duolingo y antes del captcha. Ambos son perfiles que merecen un capítulo aparte. Estrellas en su país y también en la primera división. El caso de Norman es distinto, porque no muestra interés alguno por venir a Silicon Valley.

Como ponente en una convención de meteorología.

Sí lo visita con frecuencia, al menos dos o tres veces al año, donde tiene amigos, familia y conferencias en las que aprender técnicas para mejorar su producto.

Norman, obsesivo de la meteorología, ofrece tres productos. ClimaYa, con noticias y avances del sector. MeteoTech, informes a la carta bajo petición, con gran detalle y especialización según el cliente. Y ClimaDiario, que es también una app. Esta última se ajusta más a un portal de climatología al uso, pero con previsiones adaptadas y datos excelentes de América Latina.

Una de sus ventajas es que, especialmente en su país, ha desplegado algunas estaciones propias, por lo que puede experimentar y ofrecer datos que difieren de los de los servicios habituales. Puede buscar distintas correlaciones para sacar patrones.

¿Por qué nos parece tan interesante? Por lo único de ser emprendendor allí, cooperando con Google y probando sus herramientas. También, por el nicho escogido. La meteorología, que conecta en parte con la idea de Eri y Enzo en We are climate, no solo nos protege contra los anticiencia que niegan el cambio climático, sino que también es cada vez más un nicho de negocio. Con estos datos se pueden predecir cosechas, planificar viajes o decidir cuándo comenzar una construcción.

Concentración con camisa hipster.

La unión entre big data y clima es prometedora. IBM lo sabe, por eso se hizo con gran parte de The Weather Company. No era tanto su app o su capacidad para crear contenido lo que interesaba, como poder meter en Watson -su inteligencia artificial- los datos de su extensa red de sensores.

Norman, gran conversador, a veces con preguntas encadenadas, practica la diplomacia del café. Un nuevo género inventado por él que pone a su país en el mapa y se convierte en aroma del hogar de los elegidos que se ven con él.

Si queréis hacerle cosquillas en el corazón, preguntadle por Fa. 😉 (Tengan cuidado con él, tiene amigas periodistas).

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en San Francisco

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Deja un comentario