Wences Casares, el argentino de los Bitcoins

Pionero en banca digital apostó por la criptomoneda antes de que fuese una moda

Wences Casares en un restaurante del distrito financiero de San Francisco.

Los inversores lo repiten una y otra vez cada vez que hablan de América Latina. En cada batch de incubadoras suele incluirse una startup quiere bancarizar América Latina o facilitar los pagos o crear la billetera definitiva… El fintech es el gran reto y, al mismo tiempo, una gran oportunidad para la región.

Antes de que todo esto sucediese un argentino ya estaba ahí. Wenceslao Casares (Patagonia, 1974), más conocido como Wences, a secas, porque tiene un nombre distinto, es cierto, y porque su visión y ejecución le hacen especial. Wences creó el primer banco digital en español. Patagon.com, vendido al banco Santander por 750 millones de dólares. Una operación que marcó un hito y le llevó la portada de todos los dominicales. Había nacido un visionario.

Lejos de retirarse, se mudó a Palo Alto, donde vive con gran discreción y se le puede encontrar en tareas cotidianas como un habitante más de este especial lugar. Tiene un asiento en el consejo de Paypal y creó Lemon Wallet, una billetera virtual que también vendió: “Preferiría haber hecho una empresa y quedarme en ella, hacerla crecer. Mi meta es dar con una de la que no me quiera desprender. La energía que se pone en cada una es inimaginable”.

La gente que cuida del dinero tiene que salir seria en las fotos.

Este semana en que todo el mundo habla de bitcoin, conviene recordar que él buscó la manera fácil de guardar el dinero (con un vault, una caja fuerte virtual) y de usarlo (con una tarjeta de crédito o débito virtual que va restando del vault). Xapo es su última creación y es la que no quiere vender. Sorprende por lo sencillo de la aplicación, por aterrizar un concepto complejo y operar con él en casi cualquier comercio.

Xapo cuenta con más de 50 empleados, en Palo Alto, Suiza y Buenos Aires. Su obsesión es crear algo tan seguro que no se pueda romper. Tiene sentido, según su vaticinio, el bitcoin va a ser mucho más grande, pero tiene todo por delante: “Durante más de 5.000 años el oro ha sido el patrón. Luego llegó la libra, el dólar… El bitcoin ocupará ese lugar. Es durable, reconocible, portable y divisible. Tiene todas las garantías del dinero, pero sin el banco detrás. Ya no hace falta. Es un buen patrón, pero no hace falta un intermediario para enviarlo”.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en San Francisco

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario