Uruguay, exportador de tecnología

Promueve las startups como fórmula para generar riqueza

TechCrunch Disrupt, todo un show.

Son un país pequeño, pero con buena formación tecnológica. Esa fue la idea que se quedó grabada tras una tarde en un peculiar bar del Tenderloin (objetivamente, el peor barrio de San Francisco, pero también el lugar donde los contrastes y novedades luchan por cambiar la cara). Tender SF comparte dueño y fachada con Huxley, un reconocido restaurante. Están especializados en vinos pero no descorchan botellas. El vino es de grifo, aseguran que así está siempre fresco y resulta tan divertido como transgresor (sobre todo para un mente tradicional en lo vinícola).

Fue un domingo por la tarde, un día antes del Techcrunch Disrupt, la mayor batalla de startups que cada año trae a emprendedores de todo el mundo a San Francisco, charlamos tranquilamente con el grupo.

En general, destacaban algunas fortalezas:

  • Un sólido conocimiento forjado por una relación constante entre academia y empresa
  • Ganas de exportar y ofrecer servicios a distancia con clara visión hacia fuera. Son conscientes de que su mercado interior es pequeño pero pueden ofrecer soluciones
  • Offshore: término polémico (piensen en Panamá) pero que repetían como un valor añadido

Isabella Antonaccio y Graciela Doebel, organizadoras del encuentro (Foto: Fabián Oloarte-Platzi)

Entre los emprendedores con los que dialogamos hubo algunos que nos llamaron especialmente la atención.

Fue el caso de December Labs, dedicada a hacer apps para Android. Ya cuenta con el 90% de sus clientes en USA.

También el de Kezmo, algo así como un Slack latino. Su fundador Gabriel López ya tiene experiencia en startups.

O Matías Colotuzzo de Vexels.com, un archivo con más de 40.000 recursos para diseñadores.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en Madrid (por tiempo limitado)

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Deja un comentario