Luis Galán, el músico que soñaba con China

El madrileño se ha convertido en una de las referencias para españoles que quieren abrir negocio en el gigante asiático, pero no se limita a España

En plena presentación.

Su primer negocio arrancó cuando todavía era estudiante. Luis Salvador Galán tocaba el clarinete y navegaba por Internet. Con la primera afición ganaba algún dinerillo. Con la segunda, se lo gastaba comprando partituras, pero apenas encontraba variedad. Como buen emprendedor, decidió crear una web para venderlas online. Lo hizo a comienzos de siglo, cuando apenas existía el comercio electrónico. Ser pionero en este campo le hizo aprender mucho y rápido. Así fue como entró a eBay como uno de los primeros empleados en España.

Mientras estudiaba, en su paso por Londres conoció a una chica china. A la antigua usanza, le dijo que algún día él sería su marido. Y no paró hasta conseguirlo, a pesar del tiempo y la distancia.

Sale serio, pero tiene gran sentido del humor.

Luis terminó liderando los primeros pasos de EL PAíS en comercio electrónico, cuando pocos medios digitales contemplaban esta opción él ya lo impulsaba. A la vez, se entretenía, por decirlo de alguna manera, importando tráilers con mercancías de lo más diverso.

Consciente de lo que sabía y de lo que no, ya prometido con su amor estudiantil, dejó de comer con los compañeros a mediodía para estudiar chino y prepararse para competir por una beca de La Caixa. Como todo lo que se propone, lo consiguió. Su paso por CEIBS le hizo entender todavía mejor cómo son los negocios del futuro.

Así nació 2Open, su empresa empresa para impulsar el comercio electrónico en China.

La puerta al comercio electrónico en China.

Hace apenas cuatro años tuvimos la suerte de visitarle en Shanghai. Pudimos comprobar cómo trabaja él y su equipo combinado entre europeos y compañeros chinos, con una mezcla de culturas, formación y perspectivas para forjar la estrategia adecuada en cada caso.

Nos encanta no solo por sus dotes sociales, por ser un gran conversador, sino también por su optimismo contagioso, su pasión y visión humanista en cada iniciativa que emprende.

Si necesitas abrirte camino en China conviene tener una conversación antes de ir a la aventura. Algunos de sus clientes son conocidas empresas del Ibex 35 y los consejos para manejarse en un entorno competido y complicado como pocos son más que bienvenidos.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en Madrid (por tiempo limitado)

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Deja un comentario