Sin rastro de latinos en E3

La industria del videojuego se interesa por el mercado hispano pero solo como consumidores

Instantes antes de la conferencia de Sony en Shrine Theatre

E3, la feria más importante del videojuego acaba de abrir sus puertas hace apenas unos minutos. Hasta el jueves Los Ángeles es una ciudad consagrada al ocio electrónico, la frontera entre cine y videojuego es cada vez más difusa; las producciones, más relevantes. La industria ya mueve más dinero que el celuloide. Se nota en la calidad del despliegue, en su organización.

Por primera vez, además, este año se abre al público general, no solo para prensa y profesionales del sector. Los grandes ya han mostrado sus propuestas para competir por nuestro bolsillo y atención durante el próximo año.

Al igual que hicimos durante Google I/O, Build de Microsoft yel WWDC de Apple, nos hemos fijado para ver si algún latino. La respuesta es no. Ni Microsoft, ni Sony, ni Nintendo tienen a nadie que no sea británico, americano, canadiense o japonés en sus presentaciones para intervenir en estos eventos que dan gran visibilidad.

Sony abrió con una mujer. Bueno, casi, la protagonista del próximo Uncharted, una de sus franquicias más laureadas, es chica. No es una princesa para salvar, sino una heroína, más en la línea de Lara Croft. Es un paso por la inclusión, y se agradece, pero no es suficiente.

Para los latinos Mario Valle es el exponente que más lejos ha llegado en esta industria. Mexicano afincado en San Francisco tiende puentes entre Europa, América Latina y Estados Unidos buscando los mejores para dar un impulso a través de su fondo Altered Ventures. Durante el tiempo que trabajó en Electronic Arts él sí fue uno de los que subía al escenario para desplegar novedades. Queremos y necesitamos que otros sigan esta estela, que quieran repetir este papel para ocupar espacios que hasta ahora no lo permiten.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en San Francisco

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Deja un comentario