Guillermo Díaz Jr., el latino que protege Cisco

El CIO de una empresa que vale más de 15.000 millones de dólares

Guillermo Díaz Jr. durante su intervención en el Faculty Club de Stanford (Foto: Yurena García-Hevia Mendizábal)

“Es increíble lo que se puede conseguir cuando nadie se atribuye el mérito”, una frase aparentemente inocente dice mucho de cómo es Guillermo Díaz Jr. Durante su intervención en el Silicon Valley Latino Leadership Summit, un evento que cada año se celebra en la Universidad de Stanford, para destacar el papel de los latinos más relevantes de la zona, fue un ejemplo de humildad.

No tendría motivos para ello, Díaz es, ahora mismo, el latino que ostenta el cargo más alto en Silicon Valley. Tras un tiempo en US Navy, en 2000 fichó por Cisco, el gigante de las redes de la primera ola de Internet. Así lo contó: “Me dijeron: ¿Estás listo? En 2016 me ofrecieron ser el CIO, Chief Information Officer, wow. ¿Yo? ¿El CIO de una empresa de 15.000 millones de dólares? Soy responsable pero era algo difícil de asumir. Puede ser muy difícil pero hay que hacerlo sencillo, siempre hay que pensar de dónde vienes para saber a dónde vas”.

Díaz reivindicó que sean más los que decidan activarse: “Tenemos que ir más rápido. Todos en esta sala, latinos o no, podemos sumar. Somos conectores natos”. Al mismo tiempo reivindicó la valía de esta comunidad cada vez mejor formada: “No soy el CIO de Cisco porque hablo español, pero sí tenemos que asumir que podemos liderar, que tenemos que ocupar el espacio”.

Hijo de inmigrantes, esposo y padre de cuatro hijos, se emocionó al pensar en su familia, presente en el Faculty Club de Stanford.

El directivo mantuvo los pies en la tierra: “Cuando gestionas una empresa así, los errores salen caros. Afectan al negocio, pero si la relación es firme, tienes un cojín”.

Cada año se propone una palabra, el 1 de enero toma la decisión. En esta ocasión fue “Adelante”. Díaz se despidió con un consejo: “Be uncomfortable, being uncomfortable”. Algo así como “Siéntete cómodo en las dificultades” o “Aprender a estar a gusto con lo incómodo”.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en San Francisco

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Deja un comentario