Latinas in Tech, nada nos detiene

Un contratiempo da muestra de la fortaleza de la comunidad

El panel que no fue…

Tendría que quedarse en anécdota y, sin embargo, ha sido todo un síntoma. Este miércoles el espacio Launchpad de Google, su incubadora en el centro financiero de San Francisco, iba a albergar un encuentro del grupo de Latinas in Tech. No se trataba de un evento más, sino de uno especial, tanto por las ponentes escogidas para el panel, como por la temática.

Se quería poner sobre la mesa la necesidad de dar apoyo financiero a mujeres con un plan. Aunque son muchas las que comienzan a emprender son dos los impedimentos adicionales a los que se enfrentan: ser mujeres y latinas. Evidente, pero difícil de superar inicialmente. En el panel estaban cuatro inversores de fondos de capital riesgo de origen latino. Ellas querían contar cómo habían llegado hasta ahí, compartir su historia, dar consejos para acceder a financiación e incentivar a la comunidad a dar los pasos para hacer realidad su ideas.

Cuando se estaba presentado la segunda panelista comenzó a sonar la alarma de incendios. Ruido insoportable, con esas alertas como solo saben hacer en América. Make America noisy again! Llegaron los bomberos y nos invitaron a abandonar el espacio. Al salir, fotos con al camión, risas, algunas preocupación y ni rastro del fuego, ni del humo, pero tampoco se contempló la oportunidad de retomar el evento. La seguridad ante todo.

¿Fue un bochorno? Depende de cómo se tome. Aparentemente sí, si no fuese por la reacción colectiva: buen humor y búsqueda de un plan compartido que surgió improvisando. Casi sin quererlo el grupo se desplazó a Americano, junto al Embarcadero, charlando, proponiendo ideas, dialogando. No fue lo deseado pero sí dejó claro algo importante, que ya se ha generado una comunidad con vida propia y capacidad de reacción, de ver un impedimento como una oportunidad para disfrutar de un tiempo con personas que comparten una visión común.

Una buena noticia para cerrar este post: La fundación que preside Craig Newmark, el mismo que acabó con el negocio de los clasificados con su Craig’s List, ha premiado a Lifebit, fundada por la española María Chatzou.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en San Francisco

Tenemos una newsletter: ¿Te apuntas?

Deja un comentario