Vernon, riesgo y crecimiento

Teo Ruiz y Pedro Torrecillas proponen una fórmula para profesionalizar las startups

Teo Ruiz (izda.) y Pedro Torrecillas en modo geek. (Foto: Victoriano Izquierdo)

Vernon se define mejor diciendo qué no son. Vernon no es una consultora, ni son auditores, ni una startup. Tampoco es una empresa de búsqueda de talento, pero creen que saben dar con los perfiles adecuados. Vernon es la propuesta de dos veteranos (aunque jóvenes) del panorama techie español. Teo Ruiz (Sevilla, 1983) ha pasado por FON, EL PAíS, Busuu y Job and Talent, donde era vicepresidente de ingeniería y conoció a su socio Pedro Torrecillas (Almería, 1987), donde era vicepresidente de producto y venía de Pwc y Social Point. El enamoramiento de Pedro por las startups llegó tras su paso por el programa Imagine Silicon Valley, donde fue uno de esos dreamers que cada vez dan más satisfacciones en forma de proyectos.

Ambos se dieron cuenta de que se complementan bien, son capaces de asumir diferentes retos y, sobre todo, pueden cubrir un hueco cada vez más acusado. “Estamos en un ecosistema que madura, pero no hay tanta gente. Somos una consultora para poner orden y escalar, si se puede decir así. Quizá lo que mejor nos define es que somos una venture growth, porque ayudamos tanto a ventures internas como a startups a escalar”, explican.

El servicio que ofrecen comienza a verse en Silicon Valley o ecosistemas más maduros, no tanto en el español y latino, es ahí donde ven una oportunidad. Su entrada a las startups, casi siempre, suele ser de la mano de un VC (fondo de capital riesgo, leído visí) que los contrata como asistentes del CEO, del CTO, del equipo de ingeniería…

Su visión es hacer entender que la tecnología es facilitadora pero nunca debe ser un problema. Un punto importante cuando se trata de acelerar el ciclo de desarrollo. No hacen outsourcing, pero sí estructuran y dimensionan equipos. Pueden ayudar en el proceso de selección de perfiles, tanto con la búsqueda como con la decisión de candidatos. Pero su gran fortaleza, aseguran, es unir producto y plan de negocio.

Han comenzado a trabajar, todavía de manera silenciosa (el tan conocido stealth mode) con uno de los grandes supermercados de España. 2018 será el gran año (y hasta aquí podemos leer). Chicfy (Claro que sí, guapi) son uno de sus clientes. Los han asesorado en análisis de datos y toma de decisión.

Ambos repiten un mantra: “Ayudamos a escalar, es importante haber fallado y equivocarse, pero lo importante es aprender, tanto del éxito como del fracaso”.

Pedro (izda.) y Teo en Google Campus Madrid (Foto: Victoriano Izquierdo)

Su modelo de negocio contempla varias fórmulas, desde el proyecto cerrado, al cobro por horas, pasando por ofrecer parte de su tiempo en mentorías a cambio de equity. Ante sí tienen también un reto: ¿Cómo escalar su modelo sin perder la esencia, sin dejar de estar en los detalles?

La propuesta de Vernon nos gusta, precisamente, por su ligereza en la ejecución y su acierto en el momento escogido para empezar. Tras un café cerca de la madrileña Plaza de Santa Ana con ellos, nos recordaron mucho al Equipo A, así que, si los necesitas, quizá tengas suerte y te los encuentres en Google Campus de Madrid, donde son “Experts in residence”, es decir, ayudan como mentores en producto y tecnología.

Soy Silicio

Hecho con cariño y esmero en San Francisco

Deja un comentario